Recomendaciones de anime – Temporada de verano 2016

He disfrutado de esta temporada de verano. Aunque solo voy a recomendar una serie, la verdad es que hemos tenido una buena cantidad de series de un nivel medio. No digo esto como algo negativo, ya que hay temporadas en las que tenemos un par de series buenas y todo lo demás es lamentable. ReLIFE, buena comedia con toques de drama y una visión adulta de la vida en el instituto. Saiki Kusuo no Psi Nan, hilarante comedia sobre poderes paranormales. Handa-kun, otra divertida comedia, está más inconsistente, pero con momentos también muy divertidos. Vaya, muchas comedias.

También hemos visto dos experimentos que me gustarían que se repitieran en el futuro. Por un lado ReLIFE fue emitida al estilo de Netflix, es decir, todos los episodios estaba disponibles a la vez. No se como de viable será que esto suceda más a menudo, ya que muchas veces durante la emisión de la serie se siguen animando capítulos posteriores, como pudimos ver en Shirobako, pero la verdad es que es muy agradable que cada cual pueda ver una serie a su propio ritmo.

Por otro lado hemos tenido dos temporadas del anime de Danganronpa. Cada una de estas temporadas contaba los acontecimientos antes y después de la segunda entrega del juego respectivamente, y sus finales culminaban en un episodio especial de conclusión. Dejando de un lado la calidad de las series, el hecho de tener dos perspectivas emitiéndose simultáneamente con un último capítulo en el que convergen, me parece un concepto muy interesante.

Temporada de Verano 2016Mob Psycho 100: Solo una para recomendar, pero la verdad es que es excelente. Por el momento es la mejor serie del año, y será difícil de superar. La obra original es del mismo autor que One Punch Man, lo que se nota tanto en el diseño de personajes como en la temática. Si en la anterior se parodiaba el cómic de superhéroes, este gira en torno a los poderes paranormales. Sin embargo, aquí tenemos una trama mucho más profunda, personajes mucho más realizados y cuestiones para la reflexión. Además, la animación y las peleas son fantásticas, así que esta serie lo tiene todo. Como colofón, mencionar las secuencias de apertura y final, cargadas de contenido y referencias, que son de las mejores que he visto en los últimos años.

¿Puedo usar el Dell P2715Q con mi MacBook Pro 15″ con resolución 4K y 60Hz?

¡Sí se puede!

Aunque la información es un poco confusa. Hay varias páginas que dicen que solo funcionará a 30Hz pero al final la información correcta es la que suministra Apple en su página de soporte:

Cómo utilizar las pantallas 4K y los televisores Ultra HD con un Mac

Aquí explica como solo podemos lograr los 60Hz en modo SST, es decir, que solo puedes tener un monitor conectado, en este caso el 4k. Por defecto el Dell P2715Q trae el modo MST (Multi-Stream Transport) activado, por lo que debemos deshabilitarlo.

Para ello vamos al menú, y en la sección de Pantalla seleccionamos la opción MST y lo establecemos en Apagado.

MST desactivado en Dell P2715Q

Como podemos ver en la parte inferior, la resolución es 3840×2160 a 60Hz.

Shirobako – Reseña de anime

Poster promocional de Shirobako

Shirobako es una serie de la temporada de primavera de 2014, que curiosamente no se encuentra entre mis recomendaciones de la misma. Sin embargo, últimamente he escuchado hablar muy bien de ella, lo que me ha motivado a revisitarla. Viendo el primer capítulo recuerdo claramente haberlo visto con anterioridad, y en perspectiva, puedo entender por qué la abandoné en su momento.

El primer capítulo está dividido en dos partes. En la primera se presenta a un grupo de amigas en el instituto, que han formado un club de animación y crean un corto para la feria escolar. Como conclusión, todas se proponen unirse en el futuro para crear un anime. Creo que esta es la parte que más puede llevar a engaño, y una de las mayores razones de mi escepticismo inicial. Sobre todo porque aunque es aquí donde se presenta la motivación de las chicas para unirse a la industria del anime, en realidad esto tiene muy poca relevancia hasta casi el final de la serie, y la estructura y temática del capítulo tiene muy poco que ver con el resto de episodios.

La segunda parte es más representativa de lo que será el resto de la serie, y muestra a la protagonista en su rutina diaria como productora en una empresa de animación. El problema que encuentro en esta parte es que se introduce al espectador a una cantidad brutal de personajes, lo que resulta abrumador, y muchas de sus interacciones y chistes no resuenan con la audiencia porque el escaso tiempo que se ha tenido con estos personajes no permite encariñarse con ellos. Especialmente ridículos resultan dos chistes sobre el tamaño de los pechos de una de las dibujantes, chistes que nunca más se hacen y que no entiendo por qué aparecen en este primer capítulo.

Y es que Shirobako es una serie que mejora con cada capítulo, lo que queda claramente reflejado en los episodios 2 y 3. Aquí tenemos la primera de las muchas crisis que ocurren en la producción de un anime. Es en estos capítulos donde se empieza a ahondar en los personajes, se entra más en detalle en las tareas de producción de un anime y se establece lo que será el principal flujo de la serie, una constante cuenta atrás para conseguir terminar los episodios antes de la fecha de emisión. Es también en estos dos episodios donde se utiliza por primera vez un recurso que encuentro increíblemente satisfactorio, y es, tras mucho trabajo y esfuerzo por parte de los personajes por animar una escena en concreto, mostrar está escena completada al final del capítulo.

Para escribir esta reseña volví a ver estos tres primeros capítulos, y sabes que es un buen anime cuando te entran ganas de continuar viendo la serie completa, cosa que seguramente haré en esas semanas muertas entre temporadas. Sin duda esta es una gran serie que además te permite echar un vistazo a la industria del anime, y me permitirá apreciar mejor el trabajo que se realiza en cada capítulo. Totalmente recomendable.

Como jugar al Medieval Total War en un Mac

Medieval Total War corriendo en un Mac

No hay duda alguna que el Medieval Total War es uno de mis juegos favoritos. Cuando lo descubrí, lo jugué hasta la saciedad. Pero de vez en cuando, tal vez pasados uno o dos años desde que lo jugué por última vez, me vuelven a entrar ganas de jugarlo, y siempre encuentro maneras de hacer que las partidas sean más difíciles e interesantes para mi.

El problema es que desde hace unos años trabajo en Mac, y no tengo un PC donde instalar y jugar el juego. Como es un juego que no requiere gran cosa gráficamente, desde hace un tiempo le he estado dando vueltas a la idea de intentar jugar en una máquina virtual. Por fin hace unas semanas, me decidí ha hacer pruebas con distintas máquinas virtuales y sistemas operativos y estos son los resultados.

VirtualBox 5.1 + Windows 7: El juego se instala correctamente, pero nada más arrancar, se cierra y vuelve al escritorio.

VirtualBox 5.1 + Windows XP SP3: Al igual que con Windows 7, se instala correctamente, pero se cuelga nada más arrancar.

VMware Fusion 8.1.1 + Windows 7: El juego se instala correctamente, y arranca sin problemas. Inicié una partida y pude jugar un par de horas sin problemas. Pero llegó a un punto en el que al finalizar un turno, se cerró y volvió al escritorio. Cualquier intento de volver a cargar esa partida, hacía que al final de ese turno se cerrara el juego. Inicié otra partida y en apenas unos 15 minutos se volvió a dar la misma situación.

VMware Fusion 8.1.1 + Windows XP SP3: ¡Tenemos un ganador! Se instala sin problemas y es completamente jugable. Llevo jugadas más de 10 horas sin ningún problema. Si surge algún problema en el futuro actualizaré esta entrada.

Todas las pruebas se han realizado instalando las herramientas de las distintas máquinas virtuales para juegos 3D y habilitando las opciones de aceleración 3D. Sería ideal que en futuras versiones de VirtualBox solucionaran estos problemas y fuese jugable.

Recomendaciones de anime – Temporada de primavera 2016

Spring 2016 Anime ChartHemos tenido una buena cantidad de anime entretenido esta temporada, como Sakamoto desu ga? y Boku no Hero Academia, también series buenas que continúan emitiéndose, como JoJo no Kimyou na Bouken: Diamond wa Kudakenai y Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu, y algunas decepciones, como Joker Game y Koutetsujou no Kabaneri. Es de estos dos últimos de los que quiero hablar.

Joker Game tenía todo lo necesario para ser un éxito. La ambientación y el pretexto son fantásticos, contando la experiencias de un grupo de espías japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Donde falla es en la trama y los personajes. Cada capítulo cuenta una historia auto conclusiva con uno de los espías como protagonista. El problema es que el diseño de los mismos es tan parecido, y sus personalidades tan neutras, que resulta difícil diferenciarlos. Esto unido a los capítulos con historias inconexas y poco elaboradas, hacen que se pierda progresivamente el interés, lo que resultó que terminara por abandonarla.

En cuanto a Koutetsujou no Kabaneri, debo decir que tiene un primer capítulo espectacular. El diseño de personajes es excelente, la animación es fantástica, y el episodio resulta tenso, frenético y entretenido. La historia recuerda a Attack on Titan, con la humanidad viviendo en fortalezas frente a una amenaza exterior, y pese a no ser un argumento demasiado original, habían suficiente elementos de misterio como para mantener la intriga. La espera hasta el segundo capítulo solo hizo aumentar la expectación, y entonces todo empezó a disolverse. Da la impresión que tenían una buena idea, pero no sabían muy bien que hacer con ella pasado el primer capítulo. Todo parece ir gradualmente a peor, hasta que a mitad temporada se introduce un grupo de nuevos personajes, que terminan por sentenciar la serie con sus motivaciones y forma de actuar. Una auténtica lástima.

Instalar sassC en un contenedor de Docker

En el repositorio de Git de sassC podemos encontrar las instrucciones para instalarlo en nuestro ordenador:

git clone https://github.com/sass/libsass.git
export SASS_LIBSASS_PATH=/Users/you/path/libsass
git clone https://github.com/sass/sassc.git
cd ./sassc
make

Si estamos usando el Fish shell, en vez del export de la segunda línea, utilizaremos:

set -x SASS_LIBSASS_PATH /Users/you/path/libsass

Ahora tenemos que convertir estas instrucciones al formato que acepta nuestro Dockerfile que usaremos para configurar el contenedor:

RUN mkdir -p /root/sass
WORKDIR /root/sass
RUN git clone https://github.com/sass/libsass.git \
    && git clone https://github.com/sass/sassc.git
ENV SASS_LIBSASS_PATH /root/sass/libsass
WORKDIR /root/sass/sassc
RUN make

Error “TypeError: oldKeypath is undefined” en Ractive.js

Este es uno de esos raros casos en los que buscas un error en Google y no obtienes ningún resultado. El error es el siguiente:

TypeError: oldKeypath is undefined

Haciendo un poco de investigación descubrí que el causante del error era este input en una plantilla de Ractive.js.

<input type="hidden" name="element_order[]" value="{{ index + 1 }}">

El problema consiste en que realizo modificaciones en el orden de los elementos y también pueden ser eliminados. Ractive.js al hacer una vinculación an ambos sentidos del valor del input que contiene el índice actual, parece ser que no le gusta y lanza el error. La solución pasa por indicar a Ractive.js que no vincule el valor del input con el atributo twoway="false":

<input type="hidden" name="element_order[]" value="{{ index + 1 }}" twoway="false">

Recomendaciones de anime – Temporada de invierno 2016

Esta temporada ha sido tan floja, que me he vuelto a ver One Punch Man. Pero bueno, eso no significa que no tenga nada que recomendar.

Boku dake ga Inai Machi: La sorpresa de la temporada, una serie de misterio, llena de situaciones tensas, donde se mezcla el trabajo de investigación con lo sobrenatural. Me gusta mucho el poder del protagonista, que consiste en que al ocurrir un suceso trágico él retrocede al pasado de forma automática, de forma que puede intentar evitar dicho suceso. Me gusta por dos motivos. El primero es que el protagonista no tiene ningún control sobre esta habilidad, lo que crea incertidumbre al no saber si se activará o no. El segundo es que tras mostrarse su habilidad en el primero capítulo, apenas se manifiesta esporádicamente a lo largo de la serie. Es simplemente un recurso que nos permite ver al protagonista en distintas situaciones, tanto en el presente como en el pasado. No digo más por no desvelar nada, solo recomendar ver un par de capítulos antes de decidir si os gusta o no.

Durarara!!x2 Ketsu: La verdad es que he notado un poco de fatiga con esta temporada de Durarara!!. Los personajes siguen siendo fantásticos, y esta temporada los ha puesto al límite de sus capacidades, salvo el protagonista, cuyas motivaciones, tanto durante esta temporada y el final de la anterior, no han resultado convincentes. He disfrutado de todas las líneas argumentales, salvo de las suyas, donde sus acciones han resultado forzadas y carentes de lógica. Esta temporada parece marcar el punto y final a la historia de Durarara!!, lo cual me entristece y alegra a la vez. Me encanta la interacción entre sus personajes, pero también considero que necesita tomarse un descanso. Si en el futuro tenemos una nueva temporada me gustaría que la trama transcurriese unos años después, tal vez con los protagonistas ya en la universidad, un nuevo grupo de personajes secundarios y tal vez en una nueva localización, que Ikebukuro lo tenemos ya muy visto. Por pedir que no quede 🙂

Destino Berlín – Revisitando los Coworkings

Revisando mi anterior entrada en la que hablaba de mis primeras impresiones de los coworkings en Berlín, me sorprende lo acertadas que fueron mis observaciones, pero tras pasar un poco más de tiempo en los tres, puedo dar una opinión más completa.

Betahaus: En este coworking pasé mis dos primeros meses. Sí, es el coworking más concurrido, y los desayunos son multitudinarios, aun así la interacción entre miembros del coworking is casi nula. Hay una tarde al mes en la que se hace una reunión para tomar unas cervezas, pero no es suficiente. Me da la impresión de que están perdiendo una gran oportunidad al no fomentar más actividades para los coworkers. En cuanto a trabajar allí, las instalaciones están bastante bien, la sala es grande, con mucha luz natural. Pero, y es un pero muy grande para mi, el entoro es muy ruidoso. Muchos de los coworkers están constantemente al teléfono, a grito pelado, o manteniendo reuniones, o dando clases en medio de la oficina. En una oficina compartida hay que velar también por el trabajo de los compañeros, y aquí nadie mira por el bien de los demás. Le di dos meses, y creo que debería de haber sido solo uno. Si necesitas un ambiente tranquilo para trabajar, este coworking no es para nada recomendable.

Ahoy!: Al abandonar Betahaus, volví a probar Ahoy!, y la verdad es que está muy cambiado. Mucha más gente, las instalaciones han mejorado, hay hasta una cafetería en el interior, y la zona de trabajo está bien equipada y era tranquila. Hasta aquí todo bien, salvo por dos problemas. El primero es la conectividad a internet. Sufrí desconexiones y una velocidad ridícula durante todo el día. Esto es simplemente inaceptable, pero puede que fuera un problema puntual de ese día. El segundo punto, y este no tiene arreglo, ya lo comenté en mi artículo anterior. La zona en la que está situado el coworking esta muerta. Esta vez me di una vuelta más larga, intentando encontrar algunos sitios decentes para comer, pero no hay nada. Un indio y un kebab. Siendo que yo como fuera de la oficina todos los días, esto era un gran impedimento para mi, por lo que descarté este coworking.

CO-UP: Primero comentar que han actualizado la web y por fin es decente. Las instalaciones son quizás las más flojas de los tres coworkings, y el horario es sin duda su peor punto, abriendo a las 10:00. Sin embargo si me hubiese quedado más de un mes seguramente habría contratado el acceso 24 horas, solucionando este problema. Hay menos gente que en Betahaus, por lo que acabas conociendo a todos, y me da la impresión que había más interacción. Está en una zona excelente, cerca del metro y rodeado de sitios para ir a comer. Buena conexión a internet y silencio absoluto en la zona de trabajo, por lo que para mi lo sitúa como el mejor de los coworkings que probé. El único inconveniente es el precio, siendo el más caro de los tres.

Destino Berlin – Conclusiones

Ayer di por concluida mi estancia en Berlín. Llegué hace cuatro meses y medio, pero pasé casi un mes fuera en navidades, así que en total habré estado allí unos tres meses y medio. Tal vez ese tiempo no sea suficiente para poder dar una valoración completa de la ciudad, pero considero que sí es suficiente para decidir mi permanencia o mi marcha. Y en este caso he decidido abandonar Berlín.

Antes de nada debo reconocer que llegué a Berlín en el peor momento, de cara al invierno y en plena temporada de inicio del curso universitario. Por un lado, la llegada del frío y del mal tiempo ha limitado las posibles opciones de actividades al aire libre. Por otro lado, la afluencia de estudiantes dificultó el encontrar una casa.

Aun así, pienso que la decisión de ir a Berlín fue la acertada. Cuando llegué allí, no tenía mi puesto de trabajo asegurado, y Berlín ofrece muchas oportunidades de empleo para un programador con experiencia. Si mi trabajo hubiese dependido de permanecer en Berlín, creo que habría hecho un mayor esfuerzo para adaptarme y permanecer allí. Siendo que ese no es el caso, no veía ninguna ventaja a estar en Berlín respecto a estar en mi ciudad natal, y sí muchos inconvenientes.

Que no me mal interprete nadie, Berlín es una ciudad estupenda, y entiendo que mucha gente esté enamorada de Berlín. Simplemente, no es una ciudad en la que me vea viviendo.

¿Qué me ha gustado de Berlín?

  • Es muy multicultural, con gente de todo el mundo.
  • Muchas oportunidades de trabajo.
  • Relativamente barata para ser una gran ciudad del norte de Europa.

¿Qué no me ha gustado?

  • Pese a ser barata, todo es el doble de caro que en España.
  • La gente tiende a ser más reservada. Por ejemplo, en el coworking yo era una de las pocas personas que daba los buenos días al llegar, y la interacción entre los miembros era prácticamente inexistente.
  • La burocracia alemana es agotadora.
  • El clima. No tanto el frío, que con un buen abrigo es soportable, pero el problema para mí es la luz. Muchos días cortos y grises.

El tabaco. Y pongo este punto en un parrafo aparte porque esto era algo que no me esperaba y que me ha resultado muy chocante. El que se pueda fumar en los bares, que yo me niege a pasar 2-3 horas encerrado en un bar lleno de humo, y que in invierno el único plan sea salir a tomar algo a un bar, ha limitado considerablemente mis opciones de ocio y conocer a gente.

Francamente, si al llegar a Berlín hubiese descubierto que se podía fumar en los bares, habría dado media vuelta y habría abandonado el país.

¿Posibilidades de volver a Berlín? Claro, nunca digas nunca. Si las condiciones son las necesarias, podría volver. Pero no creo que volviese como autónomo. Pelearse con la burocracia alemana es un auténtico suplicio. Tendría que ser contratado por una empresa y que se encargen ellos de todo.

Blog sobre programación, Japón y chorradas varias